Una hazaña histórica

Ya podemos decir con pruebas en la mano, que esa oposición solo tenía y tiene, intenciones entreguistas

0 4

Por José Ávila

El panorama electoral para éste seis de diciembre, nos plantea un gran desafío. Las adversidades naturales y las provocadas, hacen y convierten, ésta fiesta electoral, en uno de los episodios comiciales nunca antes vistos.

Éste capítulo de la historia democrática, nos convida a utilizar la creatividad, la voluntad política y la entrega revolucionaria, para salir con éxito de éste reto en plena pandemia por Covid-19.

Si revisamos la historia, el año 2015 nos sorprendió con un triunfo de la derecha en los diferentes escaños de la Asamblea Nacional, porque para la época, no habíamos percibido o percatado, que las tretas económicas, basadas en el ataque a la moneda para disparar los precios, habían sido la fórmula exitosa de los apátridas para lograr la mayoría de diputados en el Poder Legislativo.

Ahora en el transcurrir del tiempo, y con la experiencia vivida con los antipatrias en el poder de la Asamblea Nacional, vendiendo y entregando la patria, bajo la égida de algunos artificios y vericuetos jurídicos, como argumento pueril para legitimar la subasta, ya podemos decir con pruebas en la mano, que esa oposición solo tenía y tiene, intenciones entreguistas, entre ellas, poner al servicio del imperialismo norteamericano, nuestras riquezas petroleras, calculadas en más de 200 años en existencia.

Sin embargo, y a pesar de que nuestro pueblo tiene mejor conocimiento político, no podemos descuidar la movilización. La movilización es el acto final de toda campaña electoral; pueden existir simpatizantes, camaradas o militantes, que hayan asistido a las concentraciones, mítines o conversatorios, pero lo que garantiza el voto, es el traslado el día del evento electoral.

La realidad actual, curtida de sanciones, bloqueo y pandemia, nos convoca a posicionar una narrativa heroica con nuestros líderes de comunidad y líderes de calle. El enemigo ataca con la moneda, con la escasez de gasolina y con la inflación, esto sin dejar por fuera que el gas, la energía eléctrica y el agua, es decir los servicios, también se ven afectados por la crisis y muestran sus debilidades por no tener los recursos suficientes para su mantenimiento.

Con todos estos elementos planteados en la pista de obstáculos de éste 2020, no nos queda otro camino, que rendir y trabajar con austeridad, los pocos recursos que alcancemos para la movilización. Utilizar las estructuras para los traslados a tracción sanguínea, y solo dejar los pocos vehículos que se tengan para nuestros votantes de la tercera edad, situación especial o los que estén retirados del punto y círculo de su respectiva UBCH.

Nuestra sangre libertaria y rebelde, invoca los espíritus invencibles del Paso de Los Andes, hombres y mujeres que resistieron el frío y las penurias, y deben saber, donde quiera que se encuentren, que son y serán, la fuente de inspiración para lograr esta hazaña histórica: devolverle a la Revolución la Asamblea Nacional que trabaje para los intereses comunes del pueblo heroico de Venezuela.

Viva la Patria. ¡Venceremos!

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.