0 4
publicidad horizontal

Hoy en día, las posibilidades para determinar de antemano qué pacientes con cáncer de mama se beneficiarán de los distintos tratamientos son limitadas. Ahora, un equipo del Instituto Karolinska de Estocolmo desarrolló un método capaz de afinar en este sentido y de identificar los más adecuados.

«Esta técnica puede predecir cómo responderán las pacientes a determinados tratamientos. Eso permite evitar efectos secundarios innecesarios y ahorrar costes», afirma Johan Hartman, del departamento de Oncología-Patología. El experto señala que se necesitan estudios confirmatorios más amplios, pero «vemos que el concepto funciona», asegura.

Su descripción se publica en el último número de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

En la actualidad se dispone de varios fármacos diferentes para el tratamiento del cáncer de mama, relata un comunicado del Karolinska, pero la enfermedad es compleja. No a todas las pacientes les ayudan los mismos fármacos o todos ellos.

La secuenciación del ADN, por ejemplo, permite obtener cierta información sobre el tratamiento del que se beneficiará una paciente. Sin embargo, en muchos casos no es posible saber si ayudará o no a una paciente concreta, por lo que se necesitan mejores métodos para predecir cómo responderá.

publicidad horizontal
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.