La maravilla del maní, conoce sus magníficas propiedades

0 28

El maní es en realidad una legumbre, pero debido a que posee todas las propiedades de los frutos secos; se le incluye en esta familia.

Puedes comerlo de muchas maneras: de forma natural con su cáscara roja, condimentados con sal, limón; picante o el conocido maní japonés que es dulce. Sea como sea, no tenemos dudas de que el maní es un vicio.

Esta fruta seca es de las más comunes y existen muchas maneras de comerla. Además; la cantidad de beneficios que aporta a tu organismo es innumerable.

Propiedades del maní

Enfermedades: reduce el riesgo de sufrir enfermedades. Previene problemas en el corazón, enfermedades de los nervios; Alzheimer entre otras infecciones debido a un poli-fenólico antioxidante. Además, previene el ACV debido al aumento de la producción del óxido nítrico y el ácido p-cumárico; tiene la capacidad de reducir el riesgo de cáncer de estómago.

Antioxidante: el maní contiene antioxidantes en altas concentraciones que suelen ser más beneficiosas cuando se hierve. Estos antioxidantes disminuyen el daño generado por los radicales libres; que se producen en el organismo.

Colesterol: reduce el colesterol. Disminuye casi en su totalidad los niveles de colesterol malo y aumenta el bueno debido a que contiene grasas mono-insaturadas; especialmente ácido oleico que ayuda a prevenir enfermedades coronarias.

Multivitamínico natural: este fruto seco es un alto contenedor de complejo B, vitamina niacina, riboflavina, tiamina, vitamina B6, vitamina B9; ácido pantoténico, entre otros.

Ayuda al crecimiento: es un alimento ideal para los niños en etapa de crecimiento ya que los aminoácidos presentes en este fruto son excelentes para el progreso y desarrollo del cuerpo.

Energía: el maní contiene vitaminas, nutrientes; minerales, antioxidantes y es, además, una rica fuente de energía.

Afrodisíaco: el maní es especialmente rico en zinc, un mineral que se encuentra en las células por todo el cuerpo y que es necesario para numerosos procesos metabólicos. Especialmente durante la actividad sexual. En Perú es considerado un alimento afrodisíaco.

Piel: la abundancia de vitamina E en el maní permite mantener la piel hidratada y con elasticidad y la protege de los radicales libres que causan daños; por ende, la protege.

Regula el azúcar en sangre: el manganeso que posee el maní ayuda a la absorción del calcio. Metaboliza mejor las grasas y los hidratos de carbono y así regula el nivel de azúcar en la sangre.

Previene la resaca: consumir maní antes y durante la ingesta de alcohol; puede prevenir efectos secundarios.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.