Lavrov: «Occidente a menudo se considera por encima de la ley y se cree superior a Rusia»

Moscú responderá de forma recíproca a las sanciones de la UE en relación con el caso de Alexéi Navalny, aseguró el canciller ruso.

0 3

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, ha concedido este miércoles una entrevista a emisoras rusas, en la que se ha referido al conflicto en Nagorno Karabaj, a las elecciones en EE.UU., a la relación con la UE y a las posibles sanciones antirrusas por el caso del opositor Alexéi Navalny, entre otros asuntos.

En su conversación con Sputnik, Komsomólskaya Pravda y Govorit Moskvá, el canciller opinó que ya es hora de que Rusia deje de juzgarse a sí misma en función de las evaluaciones de «Occidente en su conjunto o de los países occidentales por separado».

«No creo que debamos mirar constantemente lo que Occidente dice sobre nosotros», indicó el ministro, matizando que ello no significa una desviación de los acuerdos alcanzados anteriormente.

Al mismo tiempo, señaló que los países occidentales, por alguna razón, a menudo «se consideran por encima de la ley y superiores al nivel de Rusia». «El sentido de superioridad es muy peligroso. A nosotros nos basta con el sentido de autoestima», señaló el diplomático.

Sanciones por el caso Navalny

Por otro lado, el ministro advirtió que Moscú responderá «de forma recíproca» si la UE activa sanciones antirrusas en relación con el caso del opositor Alexéi Navalny.

El canciller también recordó que la parte alemana, que asegura que el activista fue envenenado con un agente químico nervioso del grupo Novichok, no está dispuesta a proporcionar ninguna prueba, «a pesar de todas las obligaciones legales internacionales».

 

«Desestabilizar la situación en las fronteras»

Según Lavrov, los países occidentales están tratando de «desequilibrar» a Rusia «no solo con ataques directos» en todos los ámbitos —ya sea a través de «competencia desleal, sanciones ilegítimas» o acciones similares—, sino también mediante una «desestabilización» de la situación a lo largo de sus fronteras, lo que forma parte de una campaña para contener y socavar las capacidades económicas, políticas y tecnológicas del país.

Aun así, a la hora de responder a estas acciones, resulta necesario adherirse al marco del derecho internacional, enfatizó el jefe de la diplomacia rusa, destacando que, de momento, la comunidad internacional no ha inventado «nada más fiable que la Carta de la ONU».

Las elecciones en EE.UU.

Sobre las presidenciales en EE.UU., el ministro reiteró que Moscú cooperará con cualquier presidente que salga elegido por el pueblo estadounidense.

Al mismo tiempo, no descartó que «el bando perdedor» intente echarle la culpa a Rusia, pues ambos partidos «ya declaran que los rusos quieren llevar a su competidor al poder». Con todo, Lavrov no cree que el estado de las relaciones bilaterales cambie drásticamente tras los comicios, en el sentido de que solo puede haber «matices en una dirección u otra».

La prórroga del START III, en el aire

El diplomático también reconoció que Rusia «no ve perspectivas» de extensión del START III [Tratado de Reducción de Armas Estratégicas ruso-estadounidense firmado en 2010], si bien aseguró que «nunca diremos que cerramos la puerta y pusimos fin a todos los contactos».

Lavrov apuntó que Moscú está dispuesta a incluir en un nuevo tratado dos de sus cinco nuevas armas y destacó que si Washington quiere incluir armas nucleares tácticas, primero debe retirar estos misiles de los territorios de los países de la OTAN.

Conflicto en Nagorno Karabaj

En cuanto al conflicto en Nagorno Karabaj, el ministro de Exteriores dijo que le parecería «correcto» desplegar observadores militares rusos a lo largo de la línea de control en la disputada región. No obstante, puntualizó que la decisión final sobre el envío de fuerzas rusas de paz recae en Ereván y Bakú.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.