Alfredo Ruiz: El golpe de abril violentó la dignidad del ser humano

0 7

Alfredo Ruiz: El golpe de abril violentó la dignidad del ser humano

(Noticias Kikirikí) En el golpe de Estado perpetrado el 11 de abril de 2002 por factores de la extrema derecha venezolana «se violentaron todos los derechos humanos porque se violentó la dignidad del ser humano», subrayó el defensor del Pueblo, Alfredo Ruiz, en una entrevista concedida a la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

Al analizar la actuación de los sectores antidemocráticos en las 47 horas que duró el golpe, Ruiz indicó que ellos violaron el derecho a la información veraz y oportuna porque los dirigentes políticos de la oposición, la Central de Trabajadores de Venezuela (CTV), Fedecámaras y los  medios de comunicación privados no revelaron los verdaderos objetivos de la movilización convocada ese 11 de abril, que partió desde el Parque del Este hasta el edificio de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) en Chuao, municipio Baruta, estado Miranda, pero que de manera imprevista fue desviada hacia el Palacio de Miraflores.

«Muchas personas acudieron a esa marcha engañadas. Desde hacía meses se convocaron paros y huelgas, especialmente en la industria petrolera, y se divulgaba un discurso épico de confrontación, de que no podía darse marcha atrás y por debajo se estaba organizando el golpe de Estado. Ese 11 de abril se presentó como la gran confrontación, el día final», refirió Ruiz, quien para ese momento integraba la organización no gubernamental Red de Apoyo por la Justicia y la Paz.

El derecho a la vida también fue violentado, enfatizó, cuando se registraron 18 fallecidos «por la presencia de francotiradores y de funcionarios policiales con armas de guerra» que se apostaron en los alrededores de las avenidas Baralt y Urdaneta, a donde llegó la marcha proveniente del este caraqueño.

«No hubo una confrontación directa de pueblo contra pueblo, sino que fuerzas policiales dispararon directamente contra las personas», explicó Ruiz al recordar la participación de efectivos de la extinta Policía Metropolitana.

Además de ese cuerpo de seguridad, militares de alto rango se sublevaron contra el orden democrático «y algunas instituciones públicas que tenían el deber de respetar la Constitución, dieron un giro contra su juramento por motivaciones políticas», apuntó.

Durante el golpe de abril, los medios de comunicación privados se dieron a la tarea «de azuzar la violencia, de engañar a las personas, de manipular la comunicación» para transmitir una información «parcializada e intencionada, tratando de avivar la confrontación y el conflicto, y en consecuencia, el golpe de Estado», expuso.

Se violentó el derecho a la integridad

Explicó el Defensor del Pueblo que el 11 y 12 de abril fueron violados el derecho al debido proceso, a la defensa, a la libertad personal y a la integridad física y mental, como ocurrió con las detenciones arbitrarias del para entonces diputado a la Asamblea Nacional, Tarek William Saab; del ministro de Interior y Justicia, Ramón Rodríguez Chacín, y de los gobernadores de Táchira y Mérida, Ronald Blanco La Cruz y Florencio Porras, respectivamente.

«En la noche del 11 de abril se dieron muchas persecuciones, como la del diputado Tarek William Saab, que gozaba de inmunidad parlamentaria y aún así lo detuvieron ilegalmente, acusándolo de poseer armamento y con esa excusa entraron a la fuerza a su vivienda, sin orden judicial», narró Ruiz.

Recordó que Rodríguez Chacín también fue víctima de allanamiento y detención arbitraria el 12 de abril, con la anuencia del entonces alcalde de Chacao, Leopoldo López, hoy condenado a más de 13 años de prisión por su participación en el plan insurreccional La Salida.

A su juicio, el golpe de abril también violó los derechos económicos de la población, pues desde enero de 2002, la CTV, Fedecámaras y partidos políticos de oposición convocaron marchas, paros, huelgas y a la paralización de la industria petrolera. El 10 de abril, estos sectores llamaron a un paro general indefinido y a la marcha del 11 de abril, como pasos previos al golpe de Estado y que también se atentó contra el derecho a la participación política, a elegir y a ser electo, cuando los autores del golpe de Estado desconocieron la Constitución, las leyes y la institucionalidad democrática.

Fortaleza democrática

Entre el 12 y 13 de abril, recuerda Ruiz, la población se movilizó en Caracas y en otras ciudades del país para organizar la resistencia popular sin armas, apoyada «por un grupo muy importante de militares que desobedecieron las órdenes de algunos generales que pedían la represión de la población», exigiendo la restitución de la democracia y el regreso del comandante Hugo Chávez a la Presidencia de la República.

«El pueblo venezolano fue muy sabio y no estuvo de acuerdo con ese golpe de Estado. Decía el pueblo: ‘Nosotros votamos por Chávez y queremos que él vuelva, nosotros votamos por el Presidente Chávez y queremos que regrese'», por lo que rechazaba a un gobierno arbitrario, encabezado por Pedro Carmona Estanga, finalmente removido del poder, «que quiso eliminar todos los poderes públicos y pasar por encima de la Constitución y las leyes, sin más apoyo que el de las armas», puntualizó.

A 16 años del golpe de Estado, el defensor del Pueblo considera que el pueblo venezolano demostró entre el 11 y el 13 de abril «una gran fortaleza democrática y madurez política».

«Si bien hace 200 años las diferencias se resolvían por la vía de la fuerza, a finales del siglo pasado y en este siglo el pueblo venezolano decidió que no es por la vía de la fuerza como se cambia a un gobierno o las políticas públicas, sino por medio de los consensos políticos, de los acuerdos políticos, de las elecciones», expresó.

Señaló que antes de 1999, cuando se inició la Revolución Bolivariana de la mano del comandante Chávez, «eran las élites políticas, los cogollos de los partidos políticos los que decidían el futuro del país. Ahora, cada vez más el pueblo quiere que sea tomado en cuenta y ha defendido el derecho a la participación directa en los asuntos públicos, para hacer realidad la democracia participativa y protagónica», ratificada en la Constitución Bolivariana.

No obstante, advirtió que sectores de la extrema derecha en alianza con el gobierno de Estados Unidos y otras naciones intentan socavar el espíritu democrático del pueblo de Venezuela, tratando de ahogar a la población con el desabastecimiento de medicinas y alimentos provocados por el bloqueo económico y financiero.

En tal sentido, consideró necesario «tomar conciencia de que todas y todos somos responsables de la promoción de los derechos humanos y de la erradicación de la violencia, de que podemos resolver nuestras diferencias y nuestros conflictos por la vía del diálogo».

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.