Y mi cielo se tornó morado

0 15

Y mi cielo se tornó morado

 

Y mi cielo se tornó morado

y  las campanas matizadas de azules  y blanco

ya no están.

 

De ese lado de mi tierra ensangrentada.

La derecha quiere Nazarenos escondidos, tras extraños mogotes

 

La derecha quiere mujeres que lloren.

 

La derecha

camina tras María, la malvada

tras María la traidora

tras María la que no quiere ser  María

y gritan

paz, paz, paz.

 

La derecha

camina tras una María que no es madre de Dios

la que ha crucificado treinta y nueve Cristos

Pueblo de mi pueblo.

 

Fuente: Gloria Villaquiran Sandoval.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.