Fiscalía de Roma investiga el cambio de embriones en un hospital de la ciudad

0 17

Fiscalía de Roma investiga el cambio de embriones en un hospital de la ciudad

(Noticias Kikirikí).-La Fiscalía de Roma abrió este miércoles un expediente sobre el suceso ocurrido en el hospital romano Sandro Pertini, donde una pareja se sometió a un tratamiento de reproducción asistida el pasado 4 de diciembre y ahora espera a unos gemelos que no cuentan con su misma genética.

El proceso, según apuntaron los medios locales, ha sido encargado a la fiscal sustituta Claudia Alberti a raíz de la denuncia presentada por una de las parejas, que se sometió al tratamiento dicho día pero que tuvo que recurrir a un aborto prematuro.
La historia, destapada el pasado fin de semana, ha levantado la polémica en Italia y ha puesto en entredicho el protocolo de actuación de este hospital público donde se produjo este posible error en la implantación de los embriones.

El pasado 4 de diciembre, cuatro parejas acudieron al hospital romano a someterse a un tratamiento de reproducción asistida, de las cuales todas las mujeres consiguieron quedarse embarazadas, aunque una de ellas abortó al poco tiempo y ha presentado la denuncia que ha motivado el expediente de la Fiscalía.

El error se descubrió cuando, tres meses después de la implantación del embrión, una de las mujeres embarazadas se realizó una prueba de prevención de riesgos prenatales que reveló que los gemelos que esperaba no contaban con su misma genética.

A raíz de dicho descubrimiento, el pánico se ha desatado entre las tres parejas restantes, que del mismo modo podrían estar gestando unos embriones que no les corresponden.

El diario «La Stampa» publicó hoy una entrevista con la única mujer que abortó tras someterse a la prueba y cuya denuncia ha suscitado la actuación de los fiscales de la capital italiana.

Bajo el pseudónimo de Laura, la mujer aseguró que se sintió a punto de «morir» cuando se enteró del caso de la otra mujer, que se sometió al tratamiento el mismo día que ella y que se quedó encinta de unos gemelos que no son suyos.

«Tuve un sobresalto y pensé que esos embriones que esa mujer gesta podrían ser míos (…) En ese momento llamé a un abogado y le dije: ‘Si esos hijos son míos, los quiero’. No quiero a hijos de otros, pero si esos embriones son míos, nada me separará de ellos», explicó.

Laura recordó durante la entrevista que en los momentos previos al tratamiento conoció al resto de parejas y que una de esas mujeres tenía un apellido similar al suyo y había nacido el mismo día que ella.

Por esta razón, la mujer, de 36 años, sospecha que el embrión que ha abortado podría no ser el suyo y que, por el contrario, los gemelos que espera la madre que destapó el suceso sí podrían ser los suyos

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.