Eclipse total de Luna será visible en todo el país

0 4

(Noticias-Kikiriki).- La madrugada de martes 15 de abril nos ofrece un espectáculo astronómico de tal atractivo que vale la pena madrugar y sacar el telescopio o los binoculares para disfrutar de un fascinante eclipse total de Luna, mientras identificamos y observamos a Saturno con sus anillos y el planeta Marte en su mayor acercamiento a la Tierra.

  Mirando en dirección suroeste a partir de la medianoche (ver figura 1), visualizaremos a la constelación Cruz del Sur muy cerca del horizonte acompañada por Alfa Centauri, la estrella más cercana al Sol que se encuentra a solo 4,2 años luz de distancia (un año luz = 9.460.000.000.000 km). según información aportada por Johnny Cova, divulgador

   Más arriba se encuentra la constelación Escorpio con su estrella brillante Antares en el corazón y, hacia el oeste, un conjunto de objetos brillantes dominados por la Luna Llena que incluye a los planetas Saturno y Marte.

  Los planetas son fáciles de identificar por su brillo, color y el hecho que a diferencia de las estrellas, no titilan, según información aportada por Johnny Cova, divulgador astronómico de la Fundación Centro de Investigaciones de Astronomía “Francisco J. Duarte” (CIDA), institución adscrita al Ministerio del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Innovación (Mppcti).

El Eclipse Total de Luna

    El eclipse total de Luna será visible en las Américas y partes del Pacífico. Un eclipse de Luna ocurre cuando ésta, en su desplazamiento orbital en torno a la Tierra, atraviesa lasombra que arroja nuestro planeta hacia el espacio (ver Figura 2). Esta situación sólo se puede dar cuando la Luna está en su fase llena, ya que es en estos momentos cuando la Tierra se ubica justo entre el Sol y la Luna.

   En Venezuela, la fase de totalidad del eclipse se inicia a las 2:37 a.m. y termina a las 3:54 a.m. con una duración de 78 minutos. Es en esta fase del eclipse que la Luna adquiere un color rojizo. Esto se debe a la atmósfera de la Tierra que actúa como una especie de lente, doblando sólo la luz roja del Sol ocultado hacia la Luna. Si estuviéramos en la Luna, observaríamos el fenómeno como un halo rojizo en torno al disco terrestre (ver figura 3).

   Durante la fase anterior y posterior a la totalidad, podemos apreciar un eclipse parcial en la medida que la Luna, en su desplazamiento hacia el este,  entra o sale lentamente de la umbra o sombra más oscura que la Tierra arroja al espacio. En la figura 4 se resumen los momentos claves del eclipse que tiene una duración total de 5 horas y 44 minutos.

    Para disfrutar de éste fenómeno astronómico, no se requiere de ningún tipo de instrumento óptico, ya que se puede observar a simple vista. La belleza del eclipse total de Luna estriba en el color cobre-rojizo que adquiere la Luna en el momento de iniciar y durante la fase total.

   El eclipse se podrá observar desde todo el territorio nacional. El sitio ideal de observación es alejado de las luces y con vista libre sin obstáculos como árboles, edificios y montañas en dirección hacia el horizonte occidental por donde se pone la Luna finalizando el eclipse.

Acercamiento del planeta Marte

    Asimismo, el martes 8 de abril de 2014 el planeta Marte, en su órbita alrededor del Sol, se ubicará justo en el lugar opuesto al Sol visto desde la Tierra. Cuando cualquiera de los planetas que orbitan el astro rey más allá de la órbita terrestre se ubica en éste sitio, los astrónomos dicen que se encuentra en “oposición” y resulta ser el mejor momento para observarlos, ya que la distancia entre ambos astros se reduce al mínimo.

 Este fenómeno ocurre aproximadamente cada 780 días. El acercamiento más espectacular en los últimos 60.000 años se produjo durante la oposición del 27 de agosto de 2003 cuando la separación entre ambos planetas se redujo a menos de 56 millones de kilómetros.

  En esta oportunidad, las condiciones no son las mejores, ya que el máximo acercamiento ocurrirá el próximo 14 de abril a una distancia de 92 millones de kilómetros y el tamaño del planeta Marte, visto desde la Tierra, es de apenas 15 segundos de arco, el equivalente al tamaño de un bolívar fuerte a 3,5 km de distancia.

   A pesar de la distancia, a simple vista el planeta resplandece en el cielo justo al oeste de la Luna eclipsada y es muy fácil identificar por su color rojizo y brillo sin titileo.

   Para observar los detalles de la superficie del planeta se necesita utilizar un telescopio y, si las condiciones del cielo son favorables, se podrá apreciar las zonas oscuras sobre el planeta y el casquete polar del norte que se encuentra inclinado hacia la Tierra (ver Figura 5).

   La próxima oposición del planeta Marte ocurrirá el 22 de mayo de 2016 y las características serán muy parecidas, pero el acercamiento del 27 de julio de 2018 repetirá condiciones similares al del 2003, ya que el planeta rojo estará a 58 millones de kilómetros de la Tierra.

 El planeta Saturno y sus anillos

   La fase total del eclipse de Luna durará más de una hora durante la cual el brillo intenso de la Luna llena será totalmente atenuado y nos permitirá observar a los demás astros con mayor claridad. Entre éstos, por supuesto, sobresale el planeta Saturno ubicado actualmente en la constelación Libra, justo al oeste de la brillante y roja estrella Antares (ver Figura 1).

   La ocasión es ideal para utilizar un telescopio modesto y apreciar los espectaculares anillos de éste gigante gaseoso del Sistema Solar. Actualmente, los anillos se encuentran inclinados hacia el sur (ver Figura 6) y se hacen fáciles de visualizar, aún con telescopios pequeños.

  Saturno tiene 62 lunas conocidas y entre ellas destacan las más grandes como Titán, Rea, Dione, Tetis, Encelado y Mimas. Dependiendo del tamaño del telescopio que se use, será posible observar varias de ellas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.